Commodities, ¿Qué son? Claves y características

Qué son las commodities

Los commodities son bienes utilizados para consumo y en comercio como materias primas en la producción de bienes y servicios. Al ser materias primas, es importante destacar que no tienen diferenciación entre sí.

Características de los commodities

Debido a su uso en la producción de bienes y servicios, los commodities son una de las clases más importantes de activo financiero, comprendiendo la mayoría de las materias primas usadas en el comercio mundial.

Como activo financiero son bastante especiales puesto que tienen características que los separan de las demás clases de activos, como son que sean susceptibles de estropearse, ser robados, o incluso morirse en el caso de la ganadería, que en ocasiones su valor dependa únicamente del atractivo al consumidor como en el caso del oro o el hecho de que su mantenimiento o almacenamiento tenga un coste.

En cuanto a su perfil de rentabilidad, suelen experimentar una volatilidad bastante alta, debido a que su precio se mueve en función de factores externos como el crecimiento económico o desastres naturales, sin embargo, una de sus ventajas principales reside en su baja correlación con otros activos financieros.

Tipos de commodities, tipos de mercados

Existen una gran cantidad de commodities, pudiéndonos encontrar desde el oro hasta el azúcar. En general, los podemos clasificar dentro de las siguientes categorías:

Energía

Tiene un alto valor económico y es considerado un activo estratégico debido a su importancia para el funcionamiento de la economía. Dentro de esta categoría podemos incluir el petróleo, gas natural y productos refinados como la gasolina.

Metales

  • Metales preciosos: Son metales como el oro, la plata o el platino que tienen valor tanto para individuales como una inversión directa como para productores de joyería, electrónica e industria.
  • Metales Industriales: Son metales que necesitan ser procesados como el cobre, nickel, plomo o tin y que suelen ser usados en el proceso de manufacturación, en el sector de la construcción o sectores como el del automóvil y sus componentes semiconductores.

Agricultura y ganadería

  • Granos: Incluyen el maíz, el trigo o la soja. Son considerados commodities por su uso mundial tanto en la alimentación humana como de animales.
  • Cultivo comercial: son cultivos cultivados exclusivamente para venderlos y obtener un beneficio. Incluyen el café, cacao o azúcar.
  • Ganado: consisten en animales como el ganado vacuno, las aves de corral y los cerdos, que suelen criarse en granjas desde su nacimiento hasta que son sacrificados.

 

¿Puede cualquiera invertir en commodities?

Al ser una de las clases de activos más importantes, los commodities se encuentran disponibles en la mayoría de brokers y plataformas de trading, lo que nos permite invertir en ellos de manera sencilla.

En el mundo de los commodities existen principalmente dos mercados, el spot, es decir, de compra al contado de la materia prima y el mercado de futuros, donde se fija el precio para una transacción futura. Además de estos mercados, podemos obtener exposición al mundo de los commodities a través de acciones bursátiles, ETFs o fondos de inversión.

Como conclusión, las commodities constituyen un activo fundamental en la cartera de cualquier accionista, debido a su importancia para la economía. Además, su gran atractivo reside en su baja correlación con otras categorías de instrumentos financieros, lo que permite al inversor diversificar su cartera y utilizarlos como cobertura cuando existen tensiones en los mercados.

 

Sigue leyendo:

Cómo invertir en oro físico

Invertir con ETFs o fondos indexados

Tener éxito con trading social

 

¿Quieres recibir las nuevas publicaciones en tu buzón de correo? Suscríbete a nuestro blog financiero. No hacemos spam.

970x250
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Suscríbete a Nuestra Newsletter

Deja un comentario

El 68% de las cuentas de inversiones minoristas, pierden dinero al negociar CFD. Debe considerar si puede permitirse perder su dinero. La CNMV ha determinado que los CFD y Forex son productos difíciles de entender y non son adecuados para los inversores minoristas debido a su complejidad y al alto riesgo que conlleva